21
Jul

Desde el pasado: 3 predicciones acertadas sobre negocios y tecnología

El mundo de la tecnología y el mundo de los negocios comparten una cualidad en común: siempre están orientados hacia el futuro. Hace más de treinta años, los autores Alvin Toffler y John Naisbitt expusieron la idea de una migración, de la era industrial a la era digital. Muchas personas se burlaron de esta idea, publicada con Megatrends, el más exitoso libro de Naisbitt. Sin embargo, hoy en día, esta y otras predicciones han dado justo en el blanco. Sigue leyendo para conocer más.

1. La tecnología y el contacto humano podrán complementarse

Cuando surgió la televisión, muchas personas afirmaban que los cines y los estadios dejarían de existir. Asimismo, se predijo que las redes de computadoras harían que las personas trabajaran en celdas electrónicas aisladas, pero Naisbitt indicó que las personas siempre buscarían el contacto humano. Es por eso que no trabajamos en celdas cerradas, sino en oficinas donde nos acompañan otros empleados. A la vez, las ventas de boletos para conciertos y eventos deportivos han incrementado su valor. La tecnología no ha reemplazado la convivencia humana; simplemente ha propuesto más actividades para compartir. Prueba de eso es que empleamos redes sociales para coordinar nuestras reuniones y citas. Incluso, descargamos aplicaciones que nos conecten con eventos de la vida real.

2. El emprendimiento florecerá

Naisbitt indicó que la sociedad evolucionaría de la tradición del asalariado hacia la del emprendedor. Con el surgimiento de los negocios en Internet y la viralidad de los proyectos personales expuestos en blogs, muchas personas han logrado explotar sus ideas a nivel mundial. Incluso Youtube ha descubierto una gran cantidad de nuevos talentos que eventualmente lanzaron líneas comerciales o proyectos de entretenimiento. Algunos de estos talentos despegaron así su carrera artística o altruista. Como muchos de nuestros clientes pueden atestiguar, la web se convirtió en el ámbito más efectivo para el comercio. No tiene horarios, sus costos son reducidos, y cuenta con gran facilidad de innovación y remodelación.

3. Las redes, no las jerarquías, serán el modelo dominante

Escribió Nasbitt: “en un modelo de redes, las recompensas vienen al empoderar a otros, no escalar sobre ellos”. A medida que desaparecen los modelos centralizados y prosperan los valores de las redes, los negocios deben redefinir cuál es su ámbito de ventas y quién es su competencia. La modernidad, como Nasbitt predijo, no es el sitio ideal para ser un líder autoritario y tradicional, ni político ni corporativo. ¿Y quién fue la culpable de la destrucción de la pirámide jerárquica? Nada más y nada menos que la computadora. La computadora lleva las cuentas de las cosas que se hacen y la gente que las hace. De esta forma, las metas se pueden configurar de forma horizontal, no piramidal. El trabajo ya no depende de un jefe que ponga las órdenes, sino de equipos efectivos, coordinados y eficientes. Así se moviliza el progreso.